Cómo realizar una página sobre mí, efectiva y que no deje indiferente

Es imprescindible que la web de tu marca personal o negocio tenga una buena página sobre mí. Esta página también llamada “Acerca de”, “Sobre nosotros”… es la segunda más visitada después de la “home”. Es una página donde tu lector decidirá si sigue interesado en tus servicios o si sigue buscando a alguien que le ofrezca más confianza.
En cualquier negocio y sobre todo en el sector del coaching o de la formación, es vital humanizar tu marca. Además, es el sitio perfecto para acabar de convencer a tú lector de que tu eres la persona indicada para resolver su problema. Así que hazte a la idea de que esta página no es para hacer crecer tu ego ni para vender algo descaradamente. Vamos a ponernos manos a la obra y repasar todos los detalles que tiene que tener la página sobre mí para que sea efectiva.

Página sobre mí efectiva

Qué hacer para que tu página sobre mí cumpla con sus objetivos, sea efectiva y no deje indiferente.

Tienes que tener en cuenta que el objetivo principal de la página sobre mí, es persuadir a tu lector. Generar confianza y filtrar los usuarios que han llegado a tu web y que no estén interesados en lo que ofreces. Como te he dicho antes, hablar de ti, no es el objetivo de esta sección. Si quieres exponer tus logros y tu currículum puedes usar otras herramientas como Linkedin. Aquí tienes que hablar de tu cliente ideal y generar confianza.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de empezar a escribir?

Para evitar que tu lector se aburra o elija otro profesional por falta de confianza, tienes que saber cómo enfocar y a quien va dirigida la página. Por este motivo hay que estructurar un momento las ideas antes de empezar a escribir.

Piensa en tu potencial cliente

El objetivo principal de la página sobre mí, es captar su atención y hacer que confíe en ti. Así que sobre todo, céntrate en él y no intentes escribir para todo el mundo. Piensa en que necesita, que beneficios va a obtener y como los va a conseguir. Es necesario que analices sus necesidades, preocupaciones y dudas. Cuanto más sepas y describas a tu cliente ideal, más fácil será escribir para él.

Que quieres trasmitir

Decide que sensación quieres que tenga el lector una vez ha leído la página. Que tono vas a usar y como quieres explicarte. No aparentes algo que no eres. Si es una empresa unipersonal es mejor que tu cliente lo sepa desde un principio, si le explicas que sois una gran empresa con diferentes trabajadores y se de cuenta que le estás engañando, habrás perdido a ese cliente. Sobre todo sé onesto de la misma forma que te gustaría que lo fueran contigo.

Tipos de lectores que pueden llegar a la página sobre mí de tu web

Existen diferentes usuarios que pueden llegar, desde nuevos usuarios, usuarios recurrentes y posibles compradores de tus servicios o productos. Cada uno de ellos tiene una preocupación en mente, pero tienen una cosa en común. Cuando visitan la página sobre mí, es por qué quieren saber si han llegado al sitio indicado.

  • Nuevos usuarios: Han llegado a tu web mediante un buscador y quieren saber quien hay detrás de los contenidos que están leyendo.
  • Usuario recurrente: Han visitado tu página en más de una ocasión y quieren saber que más ofreces que les pueda interesar.
  • Usuario indeciso o posible comprador: Sabe de tu producto, lo quiere y sabe quién eres, pero necesita un empujón de confianza para realizar el último paso.

Determina que objetivo quieres conseguir para esta página y añade al final una CTA

Quieres que te contacten, que se suscriban a tu boletín o que te llamen por teléfono… Sea lo que sea, que sea solo una cosa y déjalo bien claro al final de la página.

Qué tienes que tener en cuenta cuando redactes tus textos

Usa la primera persona y habla de tu a tu. Tienes que hablar directamente al lector que te esta leyendo, no a una multitud. Por eso tienes que centrarte sólo en tu cliente ideal.
Explícale qué beneficios va a obtener, más que en detallar todo con palabras técnicas y el sobreuso de datos.

Procura simplificar sin perder su contenido.

Procura usar un párrafo por idea y con frases cortas para hacer más liviana su lectura. Si puedes explicar una idea resumiéndola y que se entienda bien, mejor que hacer un texto de tres párrafos para explicar lo mismo. Tienes que ser claro y conciso.

Construye la página sobre mí. Qué apartados tiene que tener para que sea efectiva.

Una vez tengas claro lo que quieres explicar y como hacerlo, hay que estructurar la página sobre mí para que sea lo más clara posible. A sí que vamos a ver los 5 puntos clave que toda página sobre mí tiene que tener.

1. Necesitas un título con gancho para captar la atención

Tienes que crear un título que motive al usuario a seguir leyendo. Que conecte con tu lector. Cuenta en una frase quien eres y que va a conseguir.

2. Como vas a ayudar a tu cliente

Como te he dicho, tu lector tiene que saber que está en el lugar indicado, y que tú eres la persona adecuada. Este es el apartado donde tienes que explicar que problema solucionas y como lo consigues. Que beneficio aportas a tus cliente y que ha conseguido después de haber contratado tus servicios. Tienes que apelar a sus emociones. Se claro y ofrece soluciones a problemas concretos.

3. Cuenta quien eres con una breve descripción

Es el momento de explicar tu historia, quien eres y a que te dedicas. Por que has decidido dedicarte a tu trabajo, y como entiendes tu profesión. Acompaña la descripción con una imagen de ti que te represente, a ser posible sonriendo. O si lo prefieres explicando tu historia mediante un video.

Tienes que conseguir que tu lector se imagine como sería trabajar contigo. De esta forma, generarás una conexión directa con tu cliente potencial.

4. Genera confianza con los testimonios

Otra forma para generar confianza es incluir testimonios de personas que han contratado tus servicios. Para ello tienes que incluir un pequeño texto en donde expliquen como estaban antes y como han mejorado después de contratar tus servicios. Para completar el testimonio tienes que incluir el nombre y una fotografía de tu cliente, y si quieres y de forma opcional dependiendo del servicio prestado, un vínculo a su Linkedin.

5. Finaliza la página sobre mí, con una llamada a la acción (CTA)

Invita a tu lector a que realice alguna acción… suscribirse a tu boletín, que se ponga en contacto contigo, o visitar un artículo de tu blog para generar más confianza. Guia a tu lector para que realice una acción en concreto, así la página cumplirá con el objetivo que te has marcado.

Haz que tu página sobre mí sea interesante y enfocada a tu cliente.

Deja un comentario

1b8345530601a08ab80775d122ac7163ppppppppppppppppp